SÍNTOMAS:
Colitis ulcerosa
Enfermedad de Crohn
Manifestaciones extraintestinales
Complicaciones de la Colitis ulcerosa
Complicaciones de la enfermedad de Crohn


COMPLICACIONES DE LA COLITIS ULCEROSA:

A continuación desarrollaremos las complicaciones más habituales de la colitis ulcerosa. Hay que tener en cuenta que son poco frecuentes y, que evidentemente, muchos pacientes no van a presentar ninguna complicación a lo largo de la evolución de su enfermedad.

Hemorragia masiva:
Es poco frecuente. Suele aparecer en el 3% de las colitis ulcerosas extensas (sobretodo pancolitis) en fase de brote.
Se manifiesta con abundante expulsión de sangre roja-oscura por el ano. En estos casos se puede producir un síndrome anémico agudo que puede requerir transfusión sanguínea.

Perforación aguda:
Es poco frecuente. Suele presentarse en el 3% de las colitis ulcerosas severas, normalmente asociadas con otra complicación que trataremos más adelante como es el megacolon tóxico. La perforación aguda suele presentarse con dolor abdominal intenso, mal estado general, sudoración, fiebre, y, en ocasiones, con signos evidentes de peritonitis (abdomen en tabla).

Megacolon tóxico:
Ocurre aproximadamente en el 5% de pacientes con colitis ulcerosa, y puede aparecer al inicio o bien en cualquiera de los brotes de la enfermedad. Consiste en la dilatación aguda de un segmento del colon o de su totalidad, y que se suele acompañar de dolor y distensión abdominal, mal estado general y fiebre.

Estenosis colónica (estrechez colónica):
Las estenosis del colon en pacientes con colitis ulcerosa son poco frecuentes, y suelen predominar en la región recto-sigmoidea.
Además, sólo en un pequeño porcentaje de los casos se puede producir una obstrucción del intestino. Cuando se presentan los síntomas, éstos suelen ser el dolor y la distensión abdominal, fundamentalmente después de la ingesta, con una disminución de la sintomatología una vez consumada la defecación.
En casos de obstrucción completa, puede ocurrir la ausencia total de defecación y la aparción de vómitos.

Cáncer:
Al ser una mucosa dañada por la inflamación, en pacientes con colitis ulcerosa de larga evolución (más de 10 años) y sobre todo en aquellos con enfermedad extensa (pancolitis), parece existir un mayor riesgo a padecer cáncer de colon que la población general.
Para la detección y tratamiento precoz de esta complicación, es recomendable la realización periódica de estudios endoscópicos con toma de biopsias en pacientes con colitis ulcerosa de larga evolución, independientemente de tener o no síntomas de la enfermedad.

Osteoporósis:

La pérdida de densidad ósea (osteopenia) y, su grado más severo, la osteoporosis así como la deficiente mineralización del hueso (osteomalacia) son complicaciones probablemente, subestimadas en la colitis ulcerosa, que confieren, a estos pacientes, un riesgo aumentado a padecer fracturas óseas.

Los mecanismos involucrados son varios y están relacionados con la propia Enfermedad Inflamatoria Intestinal y su tratamiento así como con aspectos genéticos y estilo de vida del paciente.

Entre estos destacan el papel de la inflamación crónica; la malabsorción de calcio y vitamina D; los bajos niveles de hormonas sexuales en hombres y mujeres con la enfermedad (hipogonadismo); el tratamiento con corticoides y otros fármacos inmunosupresores; el hábito tabáquico así como la falta de ejercicio físico.

En la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, el tratamiento de la osteoporosis comprende, a grandes rasgos, corregir las posibles deficiencias de calcio y vitamina D; prescribir tratamiento hormonal sustitutivo si se demuestra hipogonadismo y ajustar al mínimo el tratamiento con corticoides valorando tratamiento específico si éste es de larga duración y también en la edad infantil.

Trastornos de coagulación:

En la colitis ulcerosa se han descrito alteraciones en la coagulación, que condicionan un estado protrombótico ( caracterizado por la predisposición a la aparición de trombos en el interior de las venas). Este riesgo se favorece en el contexto de inmovilización, deshidratación, déficit de vitamina B y intervenciones quirúrgicas, y se relaciona con la existencia de actividad de la enfermedad. La afectación suele ser venosa, siendo la trombosis de las venas profundas y el embolismo pulmonar las manifestaciones más frecuentes.

Cáncer en la Colitis ulcerosa:
La toma de biopsias es indolora y se realiza en el transcurso de la colonoscopia sin molestias adicionales. Permite la obtención de muestras del intestino para su estudio y su realización no supone necesariamente la existencia de cáncer. La aparición de la displasia en la biopsia aconseja un seguimiento más estricto para la correcta prevención del cáncer.
Existen pocos datos acerca de la incidencia de tumores extraintestinales en la Colitis Ulcerosa. El cáncer de la vía biliar es más frecuente que en la población general pero sólo aparece en pacientes afectados o con sospecha de colangitis esclerosante primaria (ver glosario) que es, a su vez, un factor de riesgo conocido para el cáncer de colon y recto.
 















Nombre:
Contraseña: