TRATAMIENTO MÉDICO: TRATAMIENTO QUIRÚRGICO:
Tratamiento en fase de remisión o de mantenimiento    
Tratamiento en fase de brote    
Otros medicamentos de interés en la enfermedad inflamatoria intestinal En la colitis ulcerosa
En la enfermedad de Crohn
   


TRATAMIENTO MÉDICO:

Son considerables los avances que se han realizado en la última década en el conocimiento de la enfermedad inflamatoria intestinal con el fin de establecer nuevos tratamientos. Actualmente, existen diferentes tratamientos médicos que se utilizan según la enfermedad se encuentre en fase de remisión o en fase de brote (leve, moderado o severo). Tanto la enfermedad de Crohn como la colitis ulcerosa tienen en general un tratamiento similar, salvo algunas peculiaridades. A continuación mencionaremos los principales medicamentos que se utilizan en el tratamiento de la enfermedad. Hay que tener en cuenta que esto es una guía orientativa para el paciente, pero que en ningún caso sustituye la valoración del médico.


TRATAMIENTO EN FASE DE REMISIÓN O DE MANTENIMIENTO:
 
Si bien la enfermedad suele cursar en brotes, hay periodos de remisión donde el paciente puede realizar una vida activa y prácticamente normal. Así todo, la enfermedad sigue existiendo y requiere un tratamiento de mantenimiento para intentar evitar la aparición de nuevos brotes. Los fármacos más frecuentemente utilizados son:

Mesalazina (ClaversalR - LixacolR - PentasaR):
Compuesto: Es la mesalazina (5-ASA) que ejerce su acción a nivel intestinal mediante un efecto antiinflamatorio.
Indicaciones: Está indicado en el tratamiento de mantenimiento tanto en la colitis ulcerosa como en la enfermedad de Crohn.
Posología: Normalmente la dosis empleada es entre 1000 y 3000 miligramos (mg) al día por vía oral en función de la evolución de la enfermedad de cada paciente.
Efectos secundarios: Rara vez presenta efectos secundarios, y suelen ser principalmente gastrointestinales (náuseas, diarrea, dolor abdominal) y dolor de cabeza.
La diferencia entre los tres productos farmacéuticos es la forma de presentación y administración. Mientras que el ClaversalR y LixacolR son comprimidos que deben ingerirse por vía oral, la PentasaR son gránulos de liberación prolongada que se vierten en la lengua y después se ingieren con líquido. La sustancia activa y las dosis son las mismas en los tres preparados.



Mesalazina supositorios, espuma o enemas (ClaversalR o QuintasaR):

Compuesto: Es la mesalazina (5-ASA), que ejerce su efecto antiinflamatorio de forma tópica a nivel local.
Indicaciones: Están indicados en aquellos pacientes, tanto con enfermedad de Crohn como con colitis ulcerosa, en los que la enfermedad se localiza principalmente en la zona rectal y rectosigmoidea. La indicación del supositorio, del enema o de la espuma, depende de la zona inflamada y/o de la tolerancia del paciente.
Posología: Normalmente se suele emplear los supositorios de 1 a 3 veces al día, y la espuma o enema de 1 a 2 veces al día, intentando que el periodo de retención de la medicación sea el máximo posible (ej: después de ir al baño).
Efectos secundarios: Suelen ser muy poco frecuentes. Puede aparecer irritación de la zona anal, síntomas gastrointestinales (náuseas, vómitos, dolor abdominal) y dolor de cabeza.

  Sulfasalazina (SalazopirinaR ):
Compuesto: El principio activo es la sulfasalazina, derivado de las sulfamidas. La sulfasalazina tiene el compuesto mesalazina (5-ASA), que va a ser liberado en el intestino y va a ejercer su acción antiinflamatoria, y la sulfapiridina que tiene un efecto antiinflamatorio sobre las articulaciones.
Indicaciones: Actualmente está indicado en el tratamiento de mantenimiento tanto en la enfermedad de Crohn como en la colitis ulcerosa cuando existe afectación de las articulaciones.
Posología: Normalmente la dosis habitual empleada es de 2 gramos al día por vía oral, repartido en dos tomas diarias.
Efectos secundarios: Está contraindicado en alérgicos a sulfamidas. Además, puede presentar efectos adversos gastrointestinales (náuseas, vómitos, dolor abdominal) y dolor de cabeza.

Olsalazina (RasalR):
Compuesto: El compuesto activo es la olsalazina, que alcanza el intestino de forma inalterada, ejerciendo su acción antiinflamatoria.
Indicaciones: Está indicado en el tratamiento de mantenimiento de aquellos pacientes con colitis ulcerosa o con enfermedad de Crohn que no toleren la mesalazina.
Posología: La dosis habitual de la olsalazina es de 1 a 2 gramos diarios por vía oral, administrado conjuntamente con alimentos.
Efectos secundarios: Ocasionalmente puede aparecer diarrea, en especial durante la primera semana de tratamiento. También pueden aparecer otras manifestaciones digestivas, como las náuseas y los vómitos, así como dolor de cabeza.

Budesonida (EntocordR):
Compuesto: El principio activo es la budesonida, que es un corticoide. Su acción se debe a sus efectos antiinflamatorios, si bien gran parte del medicamento va a ser metabolizado por el hígado y va a quedar poca cantidad de medicamento activo. Es por ello por lo que la budesonida, a pesar de ser un corticoide, tiene muchos menos efectos secundarios que la prednisona o la metil-prednisolona. El comprimido consiste en una cápsula de gelatina con gránulos de budesonida en su interior que van a ser liberados en el íleon y en el colon ascendente.
Indicaciones: Este medicamento por vía oral está indicado en la prevención de la reactivación de la enfermedad de Crohn localizada en el íleon y/o colon ascendente.
Posología: La dosis habitual varía entre 3 y 9 mg al día (1 y 3 pastillas diarias).
Efectos secundarios: Suelen ser mucho menos frecuentes y de menor intensidad que con el empleo de otros corticoides como la prednisona o la metil-prednisolona.



Azatioprina (ImurelR):

Compuesto: El principio activo es la azatioprina, que una vez absorbida por el organismo se transforma en un metabolito llamado 6-mercaptopurina, que tiene un efecto supresor de la respuesta inmune ("frena" el sistema inmunológico).
Indicaciones: Está indicado tanto en la enfermedad de Crohn como en la colitis ulcerosa cuando no hay respuesta al tratamiento corticoideo (corticorresistentes) o cuando aparece un brote de la enfermedad cada vez que se intenta disminuir o retirar el tratamiento con corticoides (corticodependientes).
Posología: Normalmente la dosis empleada variará en función del peso del paciente y de la respuesta del mismo. Habitualmente se emplea una dosis de 2 mg de medicamento por vía oral por cada Kilogramo (Kg) de peso al día, es decir, que para un paciente de 75 Kg se emplearía una dosis de 150 mg al día (3 comprimidos). Tarda aproximadamente unos 3 meses en conseguir su efecto y es una medicación que se debe introducir poco a poco, ya que puede presentar efectos no deseables.
Efectos secundarios: Puede producir manifestaciones gastrointestinales, como náuseas y vómitos. Es un fármaco que disminuye la respuesta inmunológica del paciente, y por tanto hay mayor riesgo de padecer infecciones. Por ello, es importante tener en cuenta la aparición de fiebre en aquellos pacientes que están tomando este medicamento. Con el fin de evitar algunos efectos secundarios, como la disminución de la producción de las células sanguíneas por la médula ósea, entre ellos los leucocitos (leucopenia), así como alteraciones hepáticas y/o pancreáticas, se requiere un control estricto de este medicamento con la práctica de análisis sanguíneos seriados, fundamentalmente en los primeros meses de tratamiento.

6-Mercaptopurina (Mercaptopurina WellcomeR):
Compuesto: El principio activo es la 6-mercaptopurina, que tiene un efecto supresor de la respuesta inmune ("frena" el sistema inmunológico).
Indicaciones: Está indicado tanto en la enfermedad de Crohn como en la colitis ulcerosa cuando no hay respuesta al tratamiento corticoideo (corticorresistentes) o cuando aparece un brote de la enfermedad cada vez que se intenta disminuir o retirar el tratamiento con corticoides (corticodependientes).
Posología: Normalmente la dosis empleada variará en función del peso del paciente y de la respuesta del mismo. Habitualmente se emplea una dosis entre 1 y 1.5 mg de medicamento por vía oral por cada Kg de peso al día. Tarda aproximadamente unos 3 meses en conseguir su efecto y es una medicación que se debe introducir poco a poco, ya que puede presentar efectos no deseables.
Efectos secundarios: Los mismos que la azatioprina.

Metotrexato (EmthexateR , Metotrexato AlmirallR , Metotrexato LederleR):

Compuesto: Es el metotrexato que inhibe la síntesis de ácido desoxirribonucleico (ADN), tiene propiedades antiinflamatorias e inmunosupresoras. Se puede administrar por vía oral, intramuscular o subcutánea.
Indicaciones: Es un fármaco indicado en la enfermedad de Crohn o en la colitis ulcerosa con corticodependencia, donde la azatioprina o la 6-mercaptopurina no han sido eficaces como tratamiento de mantenimiento.
Posología: Normalmente la dosis empleada es de 15 mg vía oral por semana y tratar posteriormente de ir disminuyendo las dosis (es muy importante la exactitud de la dosis prescrita por el facultativo con el fin de evitar que el fármaco se acumule en el organismo y produzca efectos secundarios).
Efectos secundarios: Dado los efectos que produce sobre el ADN, es un fármaco que puede producir alteraciones en el feto de mujeres embarazadas, por lo que no se puede utilizar durante el embarazo. Además, es un fármaco que disminuye la respuesta inmune, por lo que hay mayor riesgo de padecer infecciones. Por ello, es importante tener en cuenta la aparición de fiebre en aquellos pacientes que están tomando este medicamento. Con el fin de evitar algunos efectos secundarios, como la disminución de células sanguíneas por la médula ósea, fundamentalmente los leucocitos (leucopenia), trastornos gastrointestinales (vómitos, diarreas), alteraciones menstruales y cutáneas, se requiere un control estricto de este medicamento con la práctica de análisis sanguíneos seriados.

Micofenolato mofetilo (CellceptR):

Compuesto: El compuesto activo es el micofenolato mofetilo que tiene una acción supresora sobre los linfocitos ("frena" la respuesta inmunológica).
Indicaciones: Actualmente está indicado en aquellos pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal donde la azatioprina o la 6-mercaptopurina no han sido efectivas o cuando se presentan efectos adversos con estas últimas.
Posología: Habitualmente la dosis empleada es de 15 mg de medicamento por vía oral por Kg de peso y día.
Efectos secundarios: Las principales reacciones adversas del micofenolato son las alteraciones gastrointestinales, como las náuseas, vómitos y diarrea. Es un fármaco que disminuye la respuesta inmunológica del paciente, y por tanto hay mayor riesgo de padecer infecciones. Por ello, es importante tener en cuenta la aparición de fiebre en aquellos pacientes que están tomando este medicamento. Con el fin de evitar algunos efectos secundarios, como la disminución de la producción de las células sanguíneas por la médula ósea, se requiere un control estricto de este medicamento con la práctica de análisis sanguíneos seriados.

 

Infliximab (RemicadeR):

Compuesto: El componente activo es el infliximab, que se une a una proteina específica llamada factor de necrosis tumoral (TNF). Esta proteina parece participar en el proceso inflamatorio de la enfermedad, de tal forma que su aumento de forma natural puede producir efectos dañinos. El infliximab es una substancia (anticuerpo anti-TNF) que inhibe la acción inflamatoria del TNF. Indicaciones: Este medicamento se utiliza en la enfermedad de Crohn en remisión inducida con infliximab cuando ha habido una respuesta positiva en el tratamiento agudo de la enfermedad.
Posología: Se administra por vía endovenosa y el paciente debe estar atendido en un centro hospitalario. Normalmente, si se han realizado 3 dosis de remicade, en el mantenimiento se efectuará una dosis nueva cada 8 semanas del medicamento.
Efectos secundarios: Al disminuir la respuesta inmunológica del paciente, puede haber mayor riesgo de padecer infecciones. Por ello, es importante tener en cuenta la aparición de fiebre en aquellos pacientes que están tomando este medicamento. También puede producir erupción cutánea, picores, fatiga y dolor de cabeza.
Precauciones especiales:
1) Antes de iniciar el tratamiento hay que descartar que exista una tuberculosis activa o latente mediante una radiografía de tórax y la prueba de la tuberculina. Habría que tratar la infección antes de empezar el tratamiento con anticuerpos antiTNF.
2) No iniciar el tratamiento en pacientes con insuficiencia cardíaca ya que ha habido casos de empeoramiento de la misma.

 


TRATAMIENTO EN FASE DE BROTE:
 
Un brote de la enfermedad inflamatoria intestinal se suele manifestar como dolor abdominal, diarrea, emisión de sangre o moco por el ano, y en ocasiones fiebre (ver apartado síntomas). Ante un brote de la enfermedad, en primer lugar se aconsejan medidas dietéticas, como reducir el contenido de fibras o resíduos y evitar los productos lácteos. En segundo lugar, se suelen emplear una serie de fármacos cuya administración depende de la sintomatología que presenta el paciente y la intensidad del brote.

Mesalazina (ClaversalR - LixacolR - PentasaR):
Compuesto: Es la mesalazina (5-ASA) que ejerce su acción a nivel intestinal mediante un efecto antiinflamatorio.
Indicaciones: Se suele emplear para el tratamiento de un brote leve o moderado de enfermedad de Crohn o de colitis ulcerosa.
Posología: La dosis empleada suele ser de 2000 a 4000 mg diarios por vía oral, repartidos en 2 ó 3 tomas.
Efectos secundarios: Rara vez presenta efectos secundarios, y suelen ser principalmente gastrointestinales (náuseas, diarrea, dolor abdominal) y dolor de cabeza.
La diferencia entre los tres productos farmacéuticos es la forma de presentación y administración. Mientras que el ClaversalR y LixacolR son comprimidos que deben ingerirse por vía oral, la PentasaR son gránulos de liberación prolongada que se vierten en la lengua y después se ingieren con líquido. La sustancia activa y las dosis son las mismas en los tres preparados .

Sulfasalazina (SalazopirinaR):
Compuesto: El principio activo es la sulfasalazina, derivado de las sulfamidas. La sulfasalazina tiene el compuesto mesalazina (5-ASA), que va a ser liberado en el intestino y va a ejercer su acción antiinflamatoria, y la sulfapiridina que tiene un efecto antiinflamatorio sobre las articulaciones.
Indicaciones: Actualmente está indicado en el tratamiento de un brote leve o moderado tanto en la enfermedad de Crohn como en la colitis ulcerosa cuando existe afectación de las articulaciones.
Posología: Normalmente la dosis habitual empleada es de 4 a 6 gr al día por vía oral, repartido en dos o tres tomas diarias.
Efectos secundarios: Está contraindicado en alérgicos a sulfamidas. Además, puede presentar efectos adversos gastrointestinales (náuseas, vómitos, dolor abdominal) y dolor de cabeza.

  Olsalazina (RasalR):
Compuesto: El compuesto activo es la olsalazina, que alcanza el intestino de forma inalterada, ejerciendo su acción antiinflamatoria.
Indicaciones: Está indicado en el tratamiento de un brote leve o moderado de aquellos pacientes con colitis ulcerosa o con enfermedad de Crohn que no toleren la mesalazina.
Posología: La dosis habitual de la olsalazina es de 1 a 2 gramos diarios por vía oral, pudiendo alcanzar un máximo de 3 gr al día, administrado conjuntamente con alimentos.
Efectos secundarios: Ocasionalmente puede aparecer diarrea, en especial durante la primera semana de tratamiento. También pueden aparecer otras manifestaciones digestivas, como las náuseas y los vómitos, así como dolor de cabeza.



Mesalazina supositorios, espuma o enemas (ClaversalR , QuintasaR ):
Compuesto: Es la mesalazina (5-ASA) que ejerce su efecto antiinflamatorio de forma tópica a nivel local.
Indicaciones: Se suelen emplear en caso de brotes leves de pacientes, tanto con enfermedad de Crohn como con colitis ulcerosa, en los que la actividad se localiza en la zona rectal o rectosigmoidea. La indicación del supositorio, de la espuma o del enema, depende de la zona inflamada y de la tolerancia del paciente.
Posología: Se suele emplear una aplicación cada 8 ó 12 horas, intentando que el periodo de retención de la medicación sea el máximo posible (ej: después de ir al baño).
Efectos secundarios: Suelen ser muy poco frecuentes. Puede aparecer irritación de la zona anal, síntomas gastrointestinales (náuseas, vómitos, dolor abdominal) y dolor de cabeza.

Triamcinolona espuma (ProctoesteroidR):
Compuesto: Es una espuma de corticoides (triamcinolona) que se administra por vía anal, y que ejerce su acción antiinflamatoria de forma tópica a nivel local.
Indicaciones: Está indicado en el brote leve o moderado de aquellos pacientes, tanto con una enfermedad de Crohn o con una colitis ulcerosa, en los que la actividad se localiza en la zona rectal o rectosigmoidea.
Posología: Se suele aplicar cada 12 horas, intentando que el periodo de retención de la medicación sea el máximo posible (ej: después de ir al baño).
Efectos secundarios: Prácticamente inexistentes.

Budesonida enemas (EntocordR):
Compuesto: Es un enema (lavativa) de corticoides (budesonida) que se administra por vía anal, y que ejerce su acción antiinflamatoria de forma tópica a nivel local.
Indicaciones: Está indicado en el brote leve o moderado de aquellos pacientes, tanto con una enfermedad de Crohn o con una colitis ulcerosa, en los que la actividad se localiza en la zona rectosigmoidea o colon descendente.
Posología: Se suele aplicar cada 12 horas, intentando que el periodo de retención de la medicación sea el máximo posible (ej: después de ir al baño).
Efectos secundarios: Prácticamente inexistentes.

Prednisona, Metilprednisolona (DacortínR, Prednisona AlongaR, UrbasónR):
Compuesto: Ambos son corticoides. Tienen un efecto antiinflamatorio y son los fármacos más utilizados para el tratamiento de los brotes de la enfermedad inflamatoria intestinal. El principio activo del dacortín es la prednisona, mientras que el del urbasón es la 6-metil-prednisolona.
Indicaciones: Se suelen emplear en pacientes que presentan un brote leve de enfermedad de Crohn o de colitis ulcerosa que no mejoran con el tratamiento prescrito anteriormente, o bien en pacientes con brotes moderados o severos.
Posología: La dosis empleada varía según la severidad del brote y del peso del paciente. Habitualmente varía entre 0.25 mg y 1mg de medicamento por vía oral por Kg de peso al día.
Efectos secundarios: Como efectos secundarios más destacables encontramos aumento de las cifras de glucosa en sangre, mayor predisposición a las infecciones, aparición de acné, nerviosismo y, con tratamientos a largo plazo pueden producir pérdida de calcio en los huesos (osteoporosis), debilidad y atrofia muscular, cara de luna llena, síndrome de Cushing, etc... Hay que tener en cuenta que muchos de estos efectos secundarios desaparecen cuando se deja de tomar la medicación.



Deflazacort (ZameneR o DezacortR):

Compuesto: Es el deflazacort, que es un corticoide. Sin embargo, el efecto del aumento de las cifras de glucosa en sangre y de pérdida de calcio en los huesos, es mucho menor que con la prednisona o metil-prednisolona.
Indicaciones: Las mismas que con la prednisona o la metil-prednisolona, sobretodo, en pacientes con osteoporosis.
Posología: La dosis empleada varía según la severidad del brote y del peso del paciente. Un milígramo de prednisona es equivalente a 1.5 mg de deflazacort.
Efectos secundarios: La administración de deflazacort a corto plazo no conlleva efectos secundarios importantes, pero su utilización a largo plazo puede producir los mismos efectos que con los otros corticoides, excepto la pérdida de calcio en los huesos.

Budesonida (EntocordR):
Compuesto: El principio activo es la budesonida, que es un corticoide. Su acción se debe a sus efectos antiinflamatorios, si bien gran parte del medicamento va a ser metabolizado por el hígado y va a quedar poca cantidad de medicamento activo. Es por ello por lo que la budesonida, a pesar de ser un corticoide, tiene muchos menos efectos secundarios que la prednisona o la metil-prednisolona. El comprimido consiste en una cápsula de gelatina con gránulos de budesonida en su interior que van a ser liberados en el íleon y en el colon ascendente.
Indicaciones: Es un medicamento indicado por vía oral en el tratamiento de un brote de la enfermedad de Crohn localizada en el íleon y/o colon ascendente.
Posología: La dosis habitual es de 9 mg al día (3 pastillas).
Efectos secundarios: Suelen ser mucho menos frecuentes y de menor intensidad que con el empleo de otros corticoides como la prednisona o la metil-prednisolona.

Ciclosporina (Sandimun NeoralR):
Compuesto: El principio activo es la ciclosporina, que es un potente inmunosupresor ("frena" la respuesta inmune).
Indicaciones: Se suele emplear en aquellos pacientes con enfermedad de Crohn o con colitis ulcerosa que presentan un brote que no responde al tratamiento con corticoides.
Posología: La dosis normalmente empleada oscila entre los 5 y los 8 mg de medicamento por vía oral por Kg de peso y día, dividido en 2 tomas, si bien la dosificación hay que ajustarla muy bien según cada paciente. Para ello es necesario la práctica de análisis seriados, dado que una sobredosificación puede producir alteraciones renales y/o hepáticas. También se puede administrar por vía endovenosa, pero para ello el paciente debe estar hospitalizado.
Efectos secundarios: Puede producir intolerancia digestiva (náuseas y molestias abdominales), temblor, hipertricosis, hipertrofia gingival e hipertensión arterial. Por ello, en todo paciente que esté en tratamiento con ciclosporina, se recomienda un control estricto de la tensión arterial. Dado que es un inmunosupresor, la ciclosporina puede producir una disminución de la cifra de leucocitos y, por tanto, una mayor susceptibilidad a padecer infecciones. Por ello, es importante tener en cuenta la aparición de fiebre en aquellos pacientes que están tomando este medicamento. Con el fin de evitar algunos efectos secundarios, como posibles alteraciones renales y/o hepáticas, se requiere un control estricto del medicamento con la práctica de análisis sanguíneos seriados. Hay que tener en cuenta que muchos de estos efectos secundarios desaparecen cuando se deja de tomar la medicación.

Metotrexato (EmthexateR, Metotrexato AlmirallR, Metotrexato
LederleR ):

Compuesto: Es el metotrexato que es un fármaco que inhibe el ácido desoxirribonucleico (ADN), tiene efectos antiinflamatorios e inmunosupresores. Se puede administrar por vía oral, intramuscular o subcutánea.
Indicaciones: Es un fármaco indicado en un brote de enfermedad de Crohn o de una colitis ulcerosa como alternativa a la ciclosporina cuando esta última no funciona.
Posología: La dosis habitual empleada es de 25 mg intramusculares por semana durante unas 12 semanas. Si hay una buena respuesta, se intentará pasar a las dosis de mantenimiento (es muy importante la exactitud de la dosis prescrita por el facultativo con el fin de evitar que el fármaco se acumule en el organismo y produzca efectos secundarios).
Efectos secundarios: Dado los efectos que produce sobre el ADN, es un fármaco que puede producir alteraciones en el feto de mujeres embarazadas, por lo que no se puede utilizar durante el embarazo. Como ya hemos mencionado, es un fármaco que disminuye la respuesta inmunológica del paciente, y por tanto hay mayor riesgo de padecer infecciones. Por ello, es importante tener en cuenta la aparición de fiebre en aquellos pacientes que están tomando este medicamento. Con el fin de evitar algunos efectos secundarios, como la disminución de la producción de células sanguíneas por parte de la médula ósea, fundamentalmente los leucocitos (leucopenia), trastornos gastrointestinales (vómitos, diarreas), alteraciones menstruales y cutáneas, se requiere un control estricto de este medicamento con la práctica de análisis sanguíneos seriados.

Infliximab (RemicadeR):

Compuesto: El componente activo es el infliximab, que se une a una proteina específica llamada factor de necrosis tumoral (TNF). Esta proteina parece participar en el proceso inflamatorio de la enfermedad, de tal forma que su aumento de forma natural puede producir efectos dañinos. El infliximab es una substancia (anticuerpo anti-TNF) que inhibe la acción inflamatoria del TNF.
Indicaciones: Este medicamento se utiliza en la enfermedad de Crohn en 2 situaciones fundamentalmente:

1. Tratar la enfermedad activa que no responde a los primeros tratmientos convencionales (corticoides y/o inmunosupresores).

2. Disminuir y cerrar las fístulas externas que no hayan podido ser controladas por otros medicamentos como antibióticos e inmunosupresores.

Posología: Se administra por vía endovenosa y el paciente debe estar ingresado en un centro hospitalario (durante 24 horas). Normalmente, en el caso 1 se suele emplear una única dosis de remicade, si bien últimos estudios han mostrado un mayor periodo de remisión de los síntomas con dosis repetidas del medicamento. En el caso 2 se recomiendan 3 dosis del medicamento. Habitualmente, la 2ª dosis se administra a las dos semanas, y la 3ª dosis a las seis semanas.
Efectos secundarios: Al disminuir la respuesta inmunológica del paciente, puede haber mayor riesgo de padecer infecciones. Por ello, es importante tener en cuenta la aparición de fiebre en aquellos pacientes que están tomando este medicamento. También puede producir erupción cutánea, picores, fatiga y dolor de cabeza.
Precauciones especiales:
1) Antes de iniciar el tratamiento hay que descartar que exista una tuberculosis activa o latente mediante una radiografía de tórax y la prueba de la tuberculina. Habría que tratar la infección antes de empezar el tratamiento con anticuerpos antiTNF.
2) No iniciar el tratamiento en pacientes con insuficiencia cardíaca ya que ha habido casos de empeoramiento de la misma.




OTROS MEDICAMENTOS DE INTERÉS EN LA ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL:

  Antibióticos:
Los agentes microbianos (bacterias) se han relacionado como posibles responsables de la anormal respuesta inmune que se produce en un paciente con enfermedad inflamatoria intestinal, y por ello los antibióticos se han valorado en el tratamiento de la misma. Los antibióticos más utilizados han sido el ciprofloxacino (BaycipR, SeptociproR) y el metronidazol (FlagylR). A pesar de diversos estudios, no se ha demostrado un efecto beneficioso del tratamiento antibiótico en el control de la actividad de la enfermedad. Actualmente, la principal indicación del tratamiento antibiótico con ciprofloxacino o metronidazol es la enfermedad de Crohn fistulosa y la enfermedad de Crohn perianal.

Vitamina B-12:
En la enfermedad de Crohn que afecta al íleon, puede existir un déficit en la absorción de vitamina B-12. Además, en muchos pacientes con enfermedad de Crohn intervenidos quirúrgicamente por afectación ileal, también puede existir un déficit de esta vitamina. En estos casos es necesario el tratamiento del déficit vitamínico para evitar posibles complicaciones derivadas. Habitualmente, se suele emplear una dosis intramuscular mensual de vitamina B-12.

Hierro:
  Una de las manifestaciones clínicas que puede aparecer en la enfermedad inflamatoria intestinal, es la anemia por falta de hierro debido a las pérdidas sanguíneas o por el propio proceso inflamatorio. En estos casos, se recomienda el tratamiento con hierro oral, aunque si la falta de hierro es muy severa, también se puede administrar por vía intramuscular o endovenosa.

Vitamina D:
El déficit de vitamina D es frecuente en la Enfermedad de Crohn con afectación extensa de intestino delgado y/o resección quirúrgica amplia si bien las restricciones dietéticas pueden también contribuir a ello.
El déficit de vitamina D habitualmente cursa con déficit de calcio y ambos condicionan una frecuente, aunque asintomática, complicación extraintestinal de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal que es la osteoporosis ( ver complicaciones) la cual confiere, al individuo que la padece, un riesgo aumentado a padecer fracturas óseas.
La administración de vitamina D necesariamente debe asociarse a suplementos de calcio para evitar los efectos adversos óseos descritos cuando se prescribe de forma aislada.

Calcio:
La afectación inflamatoria del intestino delgado proximal condiciona niveles sanguíneos de calcio bajos y el déficit asociado de vitamina D incrementa su malabsorción intestinal.
La hipocalcemia requiere suplementos de calcio, preferiblemente por vía oral, fundamentalmente en niños, jóvenes y ancianos. En tratamientos prolongados será necesario vigiliar los niveles sanguíneos de calcio para evitar la formación de cálculos renales.

Antiinflamatorios no esteroideos:
Los antiinflamatorios no esteroideos (AINES) son un grupo diverso de medicamentos caracterizados por ser eficaces en el control del dolor, la inflamación y fiebre. El prototipo es el ácido acetil salicílico.
El consumo de AINES se ha relacionado con el desarrollo de brotes de la EII, por lo que su uso en estos pacientes debe ser restringido.
Los AINES selectivos anti cox-2 son antiinflamatorios que presentan eficacia similar a los clásicos, ofreciendo mayor seguridad gastrointestinal. Falta conocer, sin embargo, cuál será el efecto de estas sustancias en el curso de la EII. Dado el potencial riesgo de los AINES en la EII, su administración debe estar indicada y supervisada por el médico.

Anticonceptivos orales :
En la actualidad, los datos disponibles sobre el efecto de los anticonceptivos orales en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) son contradictorios, probablemente porque la composición hormonal de estos medicamentos ha variado en el transcurso de los años y porque existen factores de confusión asociados como es el hecho de que las mujeres consumidoras de anticonceptivos orales pueden ser además fumadoras y, habiéndose demostrado el efecto negativo del tabaco en la Enfermedad de Crohn, resulta difícil evaluar por separado el efecto de cada uno de ellos.

Un efecto adverso de los anticonceptivos orales es aumentar la predisposición para desarrollar trombosis vasculares por lo que su consumo en pacientes con EII incrementaría aún más el riesgo de trombosis propio de la enfermedad. Por ellos hay que ser cautos en la indicación de anticonceptivos orales en las pacientes con EII

Los anticonceptivos orales tienen un papel poco importante en el desarrollo de la Enfermedad pero se carece de datos para opinar sobre su efecto para desencadenar brotes de actividad.












Nombre:
Contraseña: